Lipsticka

Lipsticka 1 , Lipsticka 2 , Lipsticka 3. Según cuenta Mavs, si dices eso frente al espejo se te aparece Lipsticka y te concede dos deseos: Darte un poco de cocaina y un cupón de descuento en su clínica de abortos.

Image

Conocí a Lipsticka hace ya varios años; un trasvesti que, creo, era parte de las “hermanas vampiro”, pero nunca me quedo muy claro. Lipsticka daba shows en un legendario antro de la calle de Amberes (uno que le hace honor a su nombre). Cuando la ví por primera vez me quede maravillado. Aunque era horrible y corriente , era una mezcla grotesca entre Divine, Chica Almodovar y Carmen Campuzano, con una decadencia que atraía como iman a mi retorcida imaginación. Lo conocí en la barra del antro, me tomo de la barbilla, con sus manos de “draga” y sus uñas de Niurka y me dijo: “Ay papito tu podrías ser un “travesti” precioso” , Le sonreí y me dió un cocktail servido en una copa de martini que sabía como vomito de Rainbow Brite, le agradecí y seguí mi camino.  Vi su show, sentí escalofríos. Lipsticka media mas de 1.85 mas los tacones de 20 cm; 2.05 metros, rapado, con las pestañas postizas más grandes que he visto, con la boca más inyectada que Janice Dickinson, desnuda del torax con pezoneras que daban vueltas (no se como), una micro malla (donde escondía su tesoríto) y mucha brillantina por todo el cuerpo. Era una visión quimérica, como si el mismo diablo hubiera llegado a la Zona Rosa a llevarse a todos los jotitos jodidos de México. ¡PUM! se cayó Lipsticka de la tarima. Todos rieron pero yo me acerque y le ayude a levantarse. Ella siguió con su show. Al terminar se me acerco y nos invito a mis amigos y a mí a un show que daría el domingo  al norte de la cuidad, uy estábamos felices, éramos amigos de una estrella,  todos esperamos el domingo con ansias. 

Image

Llego el domingo, todos tuvimos que mentirle a nuestras mamás para lograr escapar de nuestras casas de niñas bien que no salen en domingo y mucho menos con trasvestis adictas al crack. El lugar era horrible. Olia a puros poppers y a culo de metrera. Pero ahí estaba mi Lipsticka, grandota (bueno alta, porque era muy flaca, casí como la del video de obedece a la morsa). Era muy popular ahí y nos ofreció una mesa. Luego nos ofreció cocaina, bacardí , mota o crack, eso era lo que había. Mis amigos y yo nos hicimos super pendejos y yo creo que nos dio un ataque de pánico colectivo. Lipsticka se sentó en mis piernas y se metió de todo. Se descompuso mucho, se veía bien malita. Intentó besarme y yo del miedo no me quite (eso si , no fue french). Se fue a dar su show mientras escapábamos por la puerta de atras de ese congal. 

Lipsticka comenzó a hartarme. Cada vez que la veía me contaba las mismas historias, que si su hermano era homofóbico, que si su mama si la queria así de vestida, que si su novio era sargento. Que si ella ya iba a salir en un reallity show.Que ella no se iba a hacer la jarocha.Que ella quería ser enfermera. Ay no, como era tan adicta siempre se le olvidaba todo y cada noche era como si me conociera de nuevo. Así que deje de ir a aquel bar.

La ultima vez que la vi fue peleandose con un taxista en la calle de Hamburgo esquina con Florencia, ella sacaba su voz de hombre y le daba de taconazos al taxista. El taxista solo se cagaba de risa.Pero eso fue hace mucho tiempo. Yo creo que ya chupo faros. 

Tati dice que no se murió, que es enfermera y dueña de su propia clinica de abortos a la medida. Bobby dice que la vió en Miami y que tiene una guardería. Alfred dice que no existe y que deje de tomar.

No lo se, pero donde quiera que este Lipsticka le mando toda la brillantina del mundo y un poquito de coca…..fuuuuuuuuu

Besos bye. 

Lipsticka

Lipsticka 1 , Lipsticka 2 , Lipsticka 3. Según cuenta Mavs, si dices eso frente al espejo se te aparece Lipsticka y te concede dos deseos: Darte un poco de cocaina y un cupón de descuento en su clínica de abortos.

Image

Conocí a Lipsticka hace ya varios años; un trasvesti que, creo, era parte de las “hermanas vampiro”, pero nunca me quedo muy claro. Lipsticka daba shows en un legendario antro de la calle de Amberes (uno que le hace honor a su nombre). Cuando la ví por primera vez me quede maravillado. Aunque era horrible y corriente , era una mezcla grotesca entre Divine, Chica Almodovar y Carmen Campuzano, con una decadencia que atraía como iman a mi retorcida imaginación. Lo conocí en la barra del antro, me tomo de la barbilla, con sus manos de “draga” y sus uñas de Niurka y me dijo: “Ay papito tu podrías ser un “travesti” precioso” , Le sonreí y me dió un cocktail servido en una copa de martini que sabía como vomito de Rainbow Brite, le agradecí y seguí mi camino.  Vi su show, sentí escalofríos. Lipsticka media mas de 1.85 mas los tacones de 20 cm; 2.05 metros, rapado, con las pestañas postizas más grandes que he visto, con la boca más inyectada que Janice Dickinson, desnuda del torax con pezoneras que daban vueltas (no se como), una micro malla (donde escondía su tesoríto) y mucha brillantina por todo el cuerpo. Era una visión quimérica, como si el mismo diablo hubiera llegado a la Zona Rosa a llevarse a todos los jotitos jodidos de México. ¡PUM! se cayó Lipsticka de la tarima. Todos rieron pero yo me acerque y le ayude a levantarse. Ella siguió con su show. Al terminar se me acerco y nos invito a mis amigos y a mí a un show que daría el domingo  al norte de la cuidad, uy estábamos felices, éramos amigos de una estrella,  todos esperamos el domingo con ansias. 

Image

Llego el domingo, todos tuvimos que mentirle a nuestras mamás para lograr escapar de nuestras casas de niñas bien que no salen en domingo y mucho menos con trasvestis adictas al crack. El lugar era horrible. Olia a puros poppers y a culo de metrera. Pero ahí estaba mi Lipsticka, grandota (bueno alta, porque era muy flaca, casí como la del video de obedece a la morsa). Era muy popular ahí y nos ofreció una mesa. Luego nos ofreció cocaina, bacardí , mota o crack, eso era lo que había. Mis amigos y yo nos hicimos super pendejos y yo creo que nos dio un ataque de pánico colectivo. Lipsticka se sentó en mis piernas y se metió de todo. Se descompuso mucho, se veía bien malita. Intentó besarme y yo del miedo no me quite (eso si , no fue french). Se fue a dar su show mientras escapábamos por la puerta de atras de ese congal. 

Lipsticka comenzó a hartarme. Cada vez que la veía me contaba las mismas historias, que si su hermano era homofóbico, que si su mama si la queria así de vestida, que si su novio era sargento. Que si ella ya iba a salir en un reallity show.Que ella no se iba a hacer la jarocha.Que ella quería ser enfermera. Ay no, como era tan adicta siempre se le olvidaba todo y cada noche era como si me conociera de nuevo. Así que deje de ir a aquel bar.

La ultima vez que la vi fue peleandose con un taxista en la calle de Hamburgo esquina con Florencia, ella sacaba su voz de hombre y le daba de taconazos al taxista. El taxista solo se cagaba de risa.Pero eso fue hace mucho tiempo. Yo creo que ya chupo faros. 

Tati dice que no se murió, que es enfermera y dueña de su propia clinica de abortos a la medida. Bobby dice que la vió en Miami y que tiene una guardería. Alfred dice que no existe y que deje de tomar.

No lo se, pero donde quiera que este Lipsticka le mando toda la brillantina del mundo y un poquito de coca…..fuuuuuuuuu

Besos bye.